Jornada de educación afectivo-sexual en el IES Juan Bosco para docentes

image00003
image00001

El IES Juan Bosco ha acogido esta semana la jornada de formación al profesorado: “La educación afectivo-sexual: un factor clave en el bienestar socioemocional para los centros de formación”. Un itinerario formativo con casi 90 docentes inscritos, promovido por la Consejería de Educación, en colaboración con el Centro Regional de Formación al Profesorado, y enmarcado en el Plan Estratégico de Inteligencia Emocional y Bienestar Socioemocional de la Comunidad Educativa de Castilla-La Mancha. Un plan que lleva en marcha desde el curso pasado y con el que se pretende atajar 4 ejes: el bienestar emocional, la prevención de conductas suicidas y autolíticas, prevención de adicciones con o sin sustancia, y educación afectivo-sexual.

Los concejales Paco García-Navas y Antonio Moreno asistieron al centro educativo para acompañar a Alicia García, asesora en el Servicio de Inclusión Educativa y Convivencia de la Consejería de Educación, así como a Juanjo Isidro, asesor de formación del Centro Regional de Formación al Profesorado, quienes agradecieron al Ayuntamiento de Alcázar de San Juan su presencia y apoyo en este tipo de iniciativas.

“Una adecuada educación afectivo-sexual es un mecanismo de prevención de situaciones de violencia y de maltrato en la infancia y adolescencia, y los profesionales del ámbito educativo tienen un papel fundamental en este sentido”, explicó Alicia García. Es bajo esta firme creencia que la Consejería de Educación lleva este tipo de jornadas formativas a los centros educativos de Castilla-La Mancha, involucrando y convirtiendo al personal docente de nuestra región en actores fundamentales para trasladar una serie de útiles herramientas y conocimientos a las generaciones venideras.

La elección de Alcázar de San Juan como sede para estas jornadas reposa en su excelente ubicación geográfica en el corazón de La Mancha, facilitando el desplazamiento del profesorado para asistir a un itinerario que, según Juanjo Isidro, tiene un carácter básico, fundamental y humano que hace que el formato presencial de este encuentro sea clave.

Por su parte, el concejal de Educación Antonio Moreno, que durante su vida laboral ha ejercido como docente, aprovechó para hacer un alegato en defensa de la enorme relevancia de la afectividad en el aula: “Una de las cosas en las que más hay que insistir y que a menudo se descuida en la formación específica es el afecto. El afecto es el aspecto más motivador de la educación; si uno genera afecto en el aula, los alumnos participan, se entregan y colaboran”.

Asimismo, Paco García-Navas puso en valor la colaboración entre las áreas de Salud y Educación, una simbiosis que en Alcázar ha generado la puesta sobre la mesa de un Plan de Salud Sexo-Afectivo con el que el concejal espera que se puedan establecer colaboraciones y coordinar recursos con organismos como la Consejería de Educación y el Hospital General La Mancha Centro.

Más en Alcázar de San Juan
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad
Advertisement