A juicio una mujer por apropiarse del dinero de su tía

Durante la estancia de la tía en el Hospital La Mancha Centro, la acusada retiró de la cuenta un total de 70.300 euros

JUZGADO ALCAZAR
photo_camera Juzgado de Alcázar

La Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará este lunes, 17 de junio, a una mujer a la que se le acusa de un delito continuado de apropiación indebida al retirar de la cuenta corriente de su tía, a la que estaba cuidando, un total de 70.300 euros en distintos días a lo largo del mes de febrero de 2021, días después de que la tía ingresara en el Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan. El caso viene derivado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Alcázar de San Juan.

La fiscalía pide para la acusada una pena de 4 años y 3 meses de prisión y multa de 11 meses con cuota diaria de 12 euros, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de multa no satisfechas, así como reintegrar a la masa hereditaria de la tía la cantidad de 70.300 euros, más intereses.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal, la acusación se dirige contra la sobrina, a quien su tía le había otorgado un poder notarial junto a otra sobrina, “para que mancomunadamente ambas pudiesen abrir, seguir, disponer, cancelar y liquidar libretas de ahorro, cuentas corrientes y de crédito” de la tía”.

No obstante, según el mismo escrito de conclusiones de la Fiscalía, tras el ingreso de la tía en el Hospital, donde fue cuidada y asistida por sus sobrinas, la acusada, viendo que su tía tenía sus facultades cognitivas afectadas, “con claro ánimo de enriquecimiento injusto, y actuando defraudatoriamente, llevó a cabo de manera continuada, durante varios días del periodo que duró el ingreso hospitalario de la tía, diversos reintegros de dinero en efectivo que incorporaba después a partes iguales a su patrimonio y al de su prima que se encargaba también del cuidado de la tía”, a esta prima solo se la considera partícipe a título lucrativo.

Tras el fallecimiento de la tía, resultaron ser legítimas herederas sus tres sobrinas, una de las cuales, la denunciante, se consideró perjudicada y, tras denunciar los hechos, reclama ahora las cantidades que le corresponden del dinero.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad
Advertisement